Homeopatía

 

Estos remedios, que se basan en el principio de que “igual con igual se cura”, equiparan diferentes patrones de síntomas, o “perfiles”, de las enfermedades y actúan para estimular la respuesta curativa natural del organismo. A lo largo de su historia de 180 años, la homeopatía ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de enfermedades en las que la medicina convencional tiene muy poco que ofrecer.

CÓMO FUNCIONA LA HOMEOPATÍA

A finales del siglo dieciocho, el famoso médico alemán Samuel Hahnemann, conocido por sus trabajos en farmacología, higiene, salud pública, toxicología industrial y psiquiatra, fundo la homeopatía.

En otras palabras, la misma sustancia que a grandes dosis produce los síntomas de una enfermedad, a dosis mínimas, la cura.

El Dr. Hahnemann se refirió a este fenómeno como la ley de los semejantes, un principio que reconoció por primera vez Hipócrates en el sigo IV A.C, cuando estaba estudiando los efectos de las hierbas sobre la enfermedad.

A Mayor Dilución del Remedio, Mayor su Potencia

La mayoría de la gente piensa que mientras mayor sea la dosis de un medicamento, mayor será su efecto. Sin embargo, en la homeopatía sucede todo lo contrario, ya que mientras más se diluya la sustancia, mayor será su potencia. El Dr. Hanhemann descubrió la ley de la Dosis infinitesimal mientras experimentaba con diluciones cada vez mayores des sustancias, con el propósito de evitar los efectos secundarios toxicas.

¨Los beneficios de largo plazo de la homeopatía para el paciente consisten en que no solo alivia los síntomas con que se presenta la enfermedad, sino que también vuelve a establecer el orden interno en los niveles más profundos y, por lo tanto, proporciona una curación duradera¨

George Vithoulkas, Director de la Escuela Ateniense de Medicina Homeopática

PRINCIPIOS DE LA HOMEOPATIA

: Cuando el medicamento que actuando sobre hombres sanos, ha podido producir síntomas semejantes a los de la enfermedad se emplea una dosis suficiente atenuada tiene la facultad de destruir de una manera pronta, radical y durable, la totalidad de los síntomas de este caso mórbido, es decir la enfermedad entera.

ENFOQUE Y METODOLOGIA DE LA HOMEOPATIA

No existen enfermedades sino enfermos, aforismo hipocrático que solo tiene aplicación práctica en la homeopatía. Para ella la enfermedad es una reacción vital propia de cada paciente, ante el ataque de una noxa. La enfermedad es la manera particular e individual con que cada paciente pone en juego sus mecanismos defensivos y los manifiesta a través de los síntomas. Los síntomas son los que revelan la perturbación de la fuerza vital, una alteración del equilibrio dinámico y funcional, propios del estado de salud.

INDIVIDUALIZACION DEL ENFERMO

El conjunto de síntomas que presenta el enfermo, revela su constitución, el temperamento, es decir la reacción vital del individuo. La forma como cada persona reacciona frente a un estímulo (interno o externo) es particular, de tal forma que no es lo mismo tratar una paciente psorico con hipertensión, a un paciente flemático con hipertensión. El problema no es la hipertensión, sino que el sujeto a ser tratado sea psórico o flemático.

TIENE UNA FILOSOFIA

La doctrina homeopática sostiene la indivisible unidad vital del hombre en sus aspectos antropológico, psico-fisico, funcional clínico y terapéutico.