Bicarbonato

La fatiga muscular causada por el ejercicio de alta intensidad se puede reducir mediante la ingesta de bicarbonato porque puede ayudar a equilibrar la acidosis causante de la fatiga y ayudar al cuerpo a recuperarse.

Durante el ejercicio y las prácticas deportivas, especialmente de alta intensidad, los músculos del cuerpo se ve sometido a una demanda de energía adicional que se logra mediante un proceso químico en el que el cuerpo convierte ciertos carbohidratos en ácido láctico. No obstante, este ácido se acumula dentro de las células musculares produciendo la fatiga.

En otras palabras, el incremento en la acidez inhibe la transferencia de energía y la habilidad de los músculos para contraerse, llevando a un detrimento en el desempeño del ejercicio. Ante esta situación, El cuerpo reacciona para tratar de reducir la cantidad de ácido láctico, liberando su abastecimiento natural de carbonato y del alguna manera neutraliza y reduce el efecto, sin embargo, esto no es suficiente, más aun cuando se trata de un esfuerzo intenso en un corto periodo de tiempo. Reducir la acumulación de ácido debería reducir la fatiga y permitir al atleta ir más rápido o más lejos.

Es en este punto en el que entra a actuar el bicarbonato ingerido, ya que una dosis indicada en el momento correcto, puede actuar como un agente alcalinizante y reducir la acidez de la sangre. Al amortiguar la acidez sanguínea, el bicarbonato puede se capaz de retirar más del ácido producido dentro de las células musculares hacia la sangre y así reducir el nivel de acidez dentro de dichas células, esto a su vez podría retrasar la aparición de la fatiga.

Ingerir una cantidad suficiente de bicarbonato de sodio durante el evento de alta intensidad hace que los músculos y la sangre sean menos acídicos durante el evento y puede mejorar el desempeño físico, según han sugerido algunos estudios.

Un estudio publicado en la Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte sobre los Efectos del Bicarbonato Sódico sobre la acidosis láctica dio como resultado que entre un grupo de atletas que ingirieron series de ejercicios hasta la extenuación, los sujetos que recibieron dosis de bicarbonato fueron capaces de realizar un mayor número de series hasta de un 80% más que la mejor marca anteriormente lograda.

Un estudio entre atletas mujeres moderadamente entrenadas ha mostrado una mejora significativa tanto en trabajo como en poder durante el ejercicio de alta intensidad de 60 segundos de duración. La ingestión de bicarbonato de sodio en la prueba experimental tuvo el efecto deseado de elevar los niveles sanguíneos de bicarbonato 60% por arriba del valor de bicarbonato en reposo.

No obstante, la mejora de rendimiento o retraso en la fatiga se logra más en ciertas condiciones. Los atletas específicos que podrían beneficiarse del bicarbonato son aquellos que típicamente compiten en eventos que duran entre 1 y 7 minutos, como las carreras de 400-1500 metros, la natación de 100-400 metros, el ciclismo de sprint, y los eventos de kayak, remo y canoa en intensidades que caen entre el 80% y el 125% del pico máximo de captura de oxígeno, y muchos deportes de conjunto con su naturaleza repetida de ejercicio de alta intensidad.

Todos estos eventos estresan significativamente el sistema anaerobio de glicólisis y producen mucha acidez. Los deportes que son dependientes de repetidos esfuerzos anaeróbicos también podrían beneficiarse de la carga de bicarbonato.

En otro estudio, diseñado para simular la competencia atlética, corredores entrenados, no de élite, de media distancia realizaron una carrera simulada de 800 metros. En la condición alcalótica, corrieron casi 3 segundos más rápido que en las pruebas placebo o control. Otro reporte indicó mejoras similares (3-4 segundos) sobre una distancia de 1500 metros en corredores que completaron carreras simuladas en aproximadamente 4 minutos y 15 segundos. Aunque estos efectos en el desempeño podrían parecer pequeños, son de significado considerable para el atleta, para quien una mejora de aún una fracción de segundo en estos eventos es considerada un logro importante.

Los estudios han también encontrado que el bicarbonato de sodio puede ser utilizado como un auxiliar ergogénico para compensar el proceso de fatiga en ergometría de ciclo competitivo de alta intensidad de 1 hora de duración.