FísicaCuántica 

La detección de enfermedades y dolencias físicas a través de la física cuántica tiene tanto seguidores como detractores. Los científicos dedicados a estudiar el tema afirman que se pueden detectar enfermedades en el campo bioenergético incluso antes de que los síntomas aparezcan en el cuerpo físico. Asi lo ratifican destacados científicos como Harold Saxon Burr, eminente investigador de la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale; afirma que se pueden detectar las enfermedades en el campo energético antes de que los síntomas aparezcan en el cuerpo.

Después de muchos años de investigación se ha llegado a la conclusión que los campos de energía son la base de nuestra actividad biológica. Es una estructura electromagnética y lumínica que mantiene sincronizadas todas las funciones del cuerpo y cuando esa estructura bioenergética se desequilibra comienzan a aparecer determinados síntomas físicos, psíquicos, emocionales y espirituales que habitualmente llamamos enfermedades.

Aunque "comunicarse" con un campo invisible es un concepto que resulta difícil entender y aceptar, lo cierto es que se han hecho diversas pruebas y estudios en diferentes áreas como la agricultura y el medio ambiente, con resultados positivos e inexplicables para muchos. La ciencia está aprovechando los avances en Física Cuántica y la tecnología para interpretar las señales de biocomunicación con el fin de detectar el estado físico de las entidades biológicas examinando su campo energético con diferentes métodos.

Pero lo que realmente está causando impacto es el desarrollo de dispositivos informáticos capaces de crear una interfaz entre la máquina y la conciencia bajo el concepto de biocomunicación instrumental. Según sus promotores, la gran ventaja de la biocomunicación instrumental radica en el reconocimiento prematuro de anomalías; de esta forma pueden detectarse las causas de futuras enfermedades antes de que aparezcan los síntomas reconocibles desde fuera. Otra ventaja es que no se tratan los síntomas sino las causas de la enfermedad porque presenta un principio íntegro en el que se basan todos los tratamientos de la medicina naturista.

Peter von Buengner inventó uno de los más sofisticados dispositivos de biocomunicación instrumental (Quantec) que usa diodos de ruido blanco que actúan como interfaz entre máquina y conciencia. Para veterinarios y terapeutas, un dispositivo de este tipo podría ser el complemento ideal para sus consultas pero todavía no se ha popularizado su uso a pesar de los experimentos y casos de éxito prácticos.

De esta forma, la biocomunicación instrumental se encuentra en el punto en el que hace poco se encontraban la acupuntura y la homeopatía, antes de que pudieran demostrarse los métodos científicamente y pudieran establecerse. Así que a pesar de que a esta tecnología le queda mucho por recorrer, los resultados son positivos y los desarrollos van por buen camino.